Síguenos en: 

Belleza natural en Facebook

Belleza natural en Google+

Belleza natural en Twitter

Belleza natural en Youtube

Inicio

 

Recetas caseras de belleza

Vínculos patrocinados

Cabello:

Champús y enjuagues

   Cabello seco

   Cabello grasoso

  Cabello normal

Cabello sin brillo

  Enjuague y lociones

  Tintes naturales (henna)

 

Cabello: Tratamientos

   Cabello seco

   Cabello grasoso

 Cabello mixto

   Aclarar el cabello

  Trucos de belleza

 

Cabello: Casos especiales

   Caída de cabello

   Cabellos rebeldes

   Cabello enredado

   Cabello quebradizo

   Cabello rizado o con rizos

  Crecimiento del cabello

   Caspa

   Seborrea

   Cuero cabelludo sensible

   Puntas dobles

   Cabello débil

   Canas

 

Rostro

  Piel normal

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

   Mascarillas

 

 Piel seca

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

    Mascarillas

 

 Piel grasosa

   Limpiadores

   Astringentes

   Humectantes

   Mascarillas

 

Piel cansada

Piel deshidratada

Piel mixta

Piel opaca

Piel reseca

Piel rugosa y cuarteada

Piel sensible

 

Rostro: Otras partes

   Labios

   Dientes

   Ojos

   Contorno de los ojos

   Pestañas

   Poros abiertos o dilatados

   Cejas

   Cuello  

 

Rostro: Cuidados

    Exfoliantes

    Fricciones

    Cremas de noche

    Desmaquilladores

    Vaporizaciones

   Masajes faciales

    Mascarillas hidratantes

    Mascarillas nutritivas

   Mascarillas vitamina A

Mascarillas vitamina E

 

Rostro y cuello: Casos especiales

Aftas bucales

Arrugas

Arrugas alrededor de la boca

Envejecimiento

Escote joven y natural

Acné 

Acné del adulto

Dientes amarillos

Gingivitis

Manchas

Papada

Pecas

Puntos negros

Ojeras y bolsas

Ojos irritados

Orzuelos

Pata de gallo (arrugas alrededor de los ojos)

Labios resecos

Halitosis o mal aliento

Herpes labial

Cuperosis o acné

rosácea   

 

Adelgazar con salud

 

Cuerpo

Manos

Brazos

Espalda

Uñas

Cutículas

Rodillas

Pies

Talones

Piernas

 

Cuerpo cuidados

Baños en general 

Baños relajantes

Sales de baños

Geles de baños

Vinagres de baños

Exfoliantes

Esponjas

Jabones

Desodorantes

Depilación

Depilación con hilo

Depilación brasileña

Cremas y lociones

Aceites para masajes

Perfumes caseros

 

Cuerpo: Casos especiales

Ampollas

Axilas manchadas

Calambres musculares

Cicatrices

Cistitis

Callos

Celulitis

Cistitis

Cólicos o dolor menstrual

Dolor de cuello

Eccema

Estrés

Estrías

Flacidez

Forúnculos

Glúteos firmes

Hongos de las uñas

Insomnio

Juanetes

Mal olor corporal

Melasma o paño

Migraña

Pie de atleta

Pies doloridos

Pies resecos

Piernas cansadas

Psoriasis

Quemaduras solares

Retención de líquidos

Rollitos en la espalda

Senos caídos

Senos en lactancia

Síndrome premenstrual

Tobillos hinchados

Uñas enterradas

Uñeros

Vaginitis

Vellos enterrados

Venas varicosas o várices

Verrugas

 

Mascarillas especiales de belleza natural con:

    Mascarillas de aceite de     almendra

Mascarillas de aceite de argán

Mascarillas de aceite de oliva

Mascarillas de aceite de sésamo

(ver más mascarillas)

 

   
 

Mascarillas y cremas con aceite de monoi

Mascarillas y cremas con aceite de monoi

El uso del aceite de monoi es antiguo. En este sentido, la tribu maorí de Aotearoa (Nueva Zelanda) ya lo utilizaba, antes de la llegada de los colonizadores, con fines medicinales, cosméticos y religiosos.

Se aplicaba a los recién nacidos para evitar la deshidratación en climas cálidos y, también, para evitar el frío con temperaturas más bajas.

Los cuerpos de los difuntos eran embalsamados y perfumados con monoi. Los maoríes navegantes lo utilizaban para proteger sus cuerpos del agua salada del mar y del frío durante sus largas expediciones en canoa.

En la Polinesia Francesa, el monoi es el gran secreto de belleza de las mujeres tahitianas.

El monoi es el ingrediente principal en el masaje polinesio, ya que posee propiedades hidratantes, suavizantes y nutritivas para la piel y el cabello. En los meses cálidos de verano ayuda a proteger el cabello de los efectos dañinos de los rayos solares y del mar. Repara el cabello y ayuda a reducir la caspa. Y prolonga el bronceado de la piel de todo el cuerpo

La elaboración de este delicado aceite es sencilla. Se maceran flores de tiaré, la flor de la polinesia por excelencia, en aceite de coco durante varios días. Pasado ese tiempo, el preciado aceite de monoi ya está listo y tendrá el inconfundible aroma de las flores de tiaré..

 

Mascarillas y cremas para la cara y las manos con aceite de monoi

Crema hidrantante facial con aceite de monoi para todo tipo de piel

Crema hidrantante facial con aceite de monoi para todo tipo de piel

Ingredientes

20 g de aceite de monoi

10 gotas de aceite esencial de geranio

5 g de manteca de cacao

6 g de cera lanette

2 pizcas de ácido cítrico

2 pizcas de ácido ascórbico

170 g de agua de rosas

Modo de aplicación

Poner en baño María la manteca de cacao y la cera lanette y cuando los ingredientes estén bien líquidos, verter el aceite de monoi, el aceite esencial de geranio.  Remover bien por varios minutos.

Luego, añadir el ácido cítrico, el ácido ascórbico y 170 g de agua de rosas y verter en un envase de vidrio de cierre hermetico.  Guardar en la refrigeradora. Usar a diario epecialmente en la noche antes de dormir.

 

 

Mascarilla reafirmante facial con aceite de monoi

Mascarilla reafirmante facial con aceite de monoi

Ingredientes

20 g de aceite de monoi

10 g de aceite de rosa mosqueta

10 gotas de aceite esencial de ciprés

10 gotas de aceite esencial de incienso

10 g de manteca de cacao

6 g de cera lanette

4 g de glicerina líquida

6 g de vitamina F pura

2 pizcas de ácido cítrico

2 pizcas de ácido ascórbico

130 g de agua mineral

Modo de aplicación

Poner a baño María la manteca de cacao y la cera lanette.  Luego cuando esté bien líquida la preparación, verter la glicerina líquida. el aceite de monoi, el aceite de rosa mosqueta, el aceite esencial de ciprés y el aceite esencial de incienso

Refrescar un poco y añadir la vitamina F pura, el ácido cítrico, ácido ascórbico y el agua mineral.  Colocar en un frasco de vidrio de cierre hermetico o de rosca.  Usar cada tercer día para reafirmar el cutis maduro.

 

 

Crema para la prolongación del bronceado con aceite de monoi

Crema para la prolongación del bronceado con aceite de monoi

Ingredientes

10 g de aceite de monoi

5 g de aceite de aguacate

5 g de aceite de semillas de zanahoria

3 g de cera de abeja

2 pizcas de ácido cítrico

2 pizcas de ácido ascórbico

177 g de agua mineral

Modo de aplicación

Colocar en baño María la cera de abeja y al estar líquida, añadir el aceite de monoi, el aceite de aguacate, el aceite de semillas de zanahoria.

Luego, al estar más fresca, adicionar el ácido cítrico, el ácido ascórbico y el agua mineral  Guardar en un frasco de vidiro de cierre hermético y conservar en la refrigeradora.  Usar al terminar un día en la playa y hasta una semana después con el fin de prolongar el bronceado.

 

 

 

Crema de manos con aceite de monoi

Crema de manos con aceite de monoi

Ingredientes

15 g de aceite de monoi

5 g de manteca de cacao

6 g de cera lanette

10 g de glicerina líquida

2 pizcas de ácido cítrico

2 pizcas de ácido ascórbico

160 g de agua de hammamelis.

Modo de aplicación

Poner en baño María la manteca de cacao y la cera lanette.  Lego al estar líquida adicionar el  aceite de monoi, la glicerina líquida, el ácido cítrico. el ácido ascórbico y el agua de hammamelis.

Guardar la preparación en un recipiente con cierre hermético y usar a diario especialmente si se tiene las manos agrietadas y resecas.

 

 

Aceite de monoi para el cabello

Cuando vamos a exponernos un buen rato al sol o al agua de mar o de la piscina es aconsejable nutrir el pelo.

Si tenemos el cabello seco o muy seco, es conveniente ponerse unas gotas de aceite de monoi en la yema de los dedos y extenderlo por todo el pelo, haciendo especial hincapié en las puntas. Luego lo lavaremos como de costumbre.

 

Champú anticaspa con aceite de monoi

Ingredientes

5 g de aceite de monoi

30 gotas de aceite esencial de salvia española

100 g de betaína de coco

7 g de vinagre de manzana

100 g de agua mineral

Modo de aplicación

Colocar en baño maría el aceite de monoi y la betaína de coco.  Luego al estar líquida, añadir el aceite esencial de salvia española, el vinagre de manzana y el agua mineral  

Usar como champú dos veces por semana..

 

 

 

Conozca también

Mascarillas hidratantes para todo tipo de cutis

Mascarillas nutritivas para todo tipo de cutis

El sueño:  Un aliado de la belleza natural

 

Cepillado en seco para el cuerpo

 

 

 

 

Digale adiós a la celulitis

 

 

 

 

Es importante señalar que, si bien todas estas recetas contienen ingredientes naturales, incluso éstos pueden causar alergias en algunos personas. Es fundamental que cualquier sustancia se pruebe en una pequeña área de piel como en la zona interior del brazos antes de utilizarla en la receta. Si nota algún enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad, deberá contactar a su médico  Este sitio web no será responsable por cualquier reacción que usted tenga durante eluso de cualquiera de estas recetas  de belleza. Ninguna de estas formulaciones están destinados a tratamiento de condición médica. COPYRIGHT (C) 2006 www..belleza-natural.com todos los derechos reservados. El contenido de esta página no es libre para ser usado en otros sitios. No copiar sin la autorización previa y escrita de la autora.

 

 

 

 

 

 

 

PORTADA    TRATAMIENTOS DE BELLEZA      LIBROS     BUSCA      COMENTARIOS

Plantas cosméticas  Nutrición   Ejercicios  Vídeos  Blog