Síguenos en: 

Belleza natural en Facebook

Belleza natural en Google+

Belleza natural en Twitter

Belleza natural en Youtube

Inicio

Recetas caseras de belleza

 

Rostro

  Piel normal

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

   Mascarillas

 

 Piel seca

   Limpiadores

   Tonificadores

   Humectantes

    Mascarillas

 

 Piel grasosa

   Limpiadores

   Astringentes

   Humectantes

   Mascarillas

 

Rostro: Otras partes

   Labios

   Dientes

   Ojos

   Pestañas y cejas

   Cuello  

 

Rostro: Cuidados

    Exfoliantes

    Vaporizaciones

 

Rostro: Casos especiales

   Arrugas

    Acné 

    Manchas

    Puntos negros 

   Ojeras y bolsas

    Pata de gallo  

 

Mascarillas especiales de belleza natural con:

Aceite de argán

Aceite de oliva

Aceite de sésamo

Ajo

Algas

Almendra

Árbol del té

Avena

Bicarbonato de sodio

Cebolla

Cera de abeja

Cola de caballo

Germen de trigo

Hamamelis

Jalea real

Lavanda

Levadura de cerveza

Limón

Manzana

Manzanilla

Naranja

Papa

Pimentón

Pepino

Romero

Salvia

Tomate

Toronjil

(ver más mascarillas)

 

 

Contáctenos

Envíanos tu receta casera de belleza natural

Queremos conocerla

 

 

 

 

 

 

Conoce los antisépticos naturales para tu piel 

 

Conoce los antisépticos naturales para tu piel

Nuestra piel es el órgano más grande que tiene el cuerpo y está expuesta a los contaminantes y a los microorganismos (bacterias, hongos, virus) que se encuentran en todas partes.

 

Cuando sufrimos de una pequeña herida en la superficie de la piel o en las cavidades del organismo (como la boca), ésta puede ser la puerta de entrada de estos micoorganismos a nuestro cuerpo causando, con ello, diferentes tipos de infecciones.

Una forma de evitar esta situación consiste en utilizar plantas y otras sustancias naturales que tienen una acción antiséptica al destruir los gérmenes impidiendo su proliferación. 

A continuación se detallan algunos ejemplos de antisépticos naturales:

 

Ajo Es un antiséptico natural por excelencia.  Tanto interna como externamente ayudan a combatir procesos infecciosos.    En el caso del pie de atleta, se puede cortar un diente de ajo y colocarlo sobre estos hongos.  Igualmente, se puede consumir un diente de ajo crudo al día para evitar el resfriado y hasta la amigdalitis.

 

Equinácea La raíz de esta planta es  muy adecuada para sanar lesiones de la piel y reducir sus infecciones. Una forma de empleo externo es mediante la elaboración de una infusión.  Una vez que se obtenga, se puede aplicar humedeciendo una gasa y colocándola sobre el área afectada.

 

Miel   Se considera un elemento completo de la naturaleza, ya que es reconstituyente,  antiinflamatorio y antiséptico.  Estas virtudes se deben a que contiene una gran cantidad de sales minerales, vitaminas y el hierro.   

Para combatir las molestias de una garganta irritada nada mejor que limón y miel.  De forma externa, se puede aplicar directamente o con la ayuda de una gasa cuando aparece una erupción cutánea (forúnculo, granos de acné, etc.).

 

Propóleo de abeja   Es una sustancia vinculada a las abejas al igual que la miel.   El propóleo es la resina que usan éstas para tapar los orificios de las colmenas y evitar así la entrada de intrusos. 

Debido a que está compuesta de vitaminas, minerales y una gran cantidad de bioflavonoides se considera un potente antibiótico y antiséptico natural y ya, desde tiempo remotos, se ha empleado para curar heridas cutáneas y para calmar úlceras de estómago.

En la actualidad, se usa  tanto de forma externa como interna.  Se puede aplicar directamente sobre las encías para evitar o combatir la gingivitis y mediante un bastoncito de algodón las úlceras bucales.

Si se quiere combatir un resfriado, en sus primeros síntomas, sólo es necesaria la elaboración de una infusión que contenga jugo de limón, propóleo y equinácea y se puede observar al día siguiente resultados positivos.

 

Tomillo  El poder antiséptico del tomillo se conoce desde la antigüedad.  En el Egipto de los faraones, se quemaba el tomillo para purificar del aire.  

Hoy en día se emplea para tratar o prevenir infecciones de órganos internos como bronquios, intestino, etc.  En este sentido, se puede tomar infusiones de tomillo dos veces al día y si se desea que sus poderes curativos se incrementen, sólo se requiere agregar un poco de miel o zumo de limón.

De manera externa se usa para sanar heridas y cortadas.  Para ello, es necesario hervir dos cucharadas de tomillo en una taza de agua durante 5 minutos.  Después de ese tiempo, retirar del fuego y dejar refrescar.  Colocar, mediante una bolita de algodón, en las zonas afectadas.

Conoce más sobre los antisépticos naturales y caseros que son fáciles de elaborar.

 

 

 

Conozca también

Remedios caseros y de belleza para eliminar las cicatrices

Remedios caseros para combatir las verrugas

Ocho cosas que pueden dañar la piel

Recetas de belleza ayurvédica

 

loading...

 

 

 

 

 

 

 

 

COPYRIGHT (C) 2006 www.belleza-natural.com ALL RIGHT RESERVED

Es importante señalar que, si bien todas estas recetas contienen ingredientes naturales, incluso éstos pueden causar alergias en algunos personas. Es fundamental que cualquier sustancia se pruebe en una pequeña área de piel como en la zona interior del brazos antes de utilizarla en la receta. Si nota algún enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad, deberá contactar a su médico  Este sitio web no será responsable por cualquier reacción que usted tenga durante eluso de cualquiera de estas recetas  de belleza. Ninguna de estas formulaciones están destinados a tratamiento de condición médica.

PORTADA    TRATAMIENTOS DE BELLEZA      LIBROS     BUSCA      COMENTARIOS

Plantas cosméticas  Nutrición   Ejercicios  Vídeos  Blog